martes, 23 de septiembre de 2014

Gamificación: Aprender jugando



@alexas1

Hace un par de días, tuve la oportunidad de dar una plática a docentes a nivel preparatoria, sobre la gamificación, un tema que en lo personal, me gusta mucho, sobre todo, porque es una estrategia que está permeando dentro y fuera de las aulas en pro del aprendizaje. Durante esa charla expuse algunas cuestiones sobre el qué es y cómo se puede aplicar la gamificación y estos fueron algunos de los puntos expuestos:
La Gamificación como tal, no es algo realmente nuevo, tiene consigo muchos años, sin embargo pareciera que con la intención de buscar nuevos mecanismos que nos permitan mejorar la práctica docente, aunado al avance de la tecnología, es que esta estrategia está en auge. Por otro lado, pareciera que parte de ese éxito, también se debe a los resultados que ha traído consigo la gamificiación dentro de las empresas, donde se ocupa como una excelente estrategia para capacitar al personal, motivarlos y crear una mejor comunicación con su público.
Hablamos de Gamificación cuando nos referimos a juego serios, con los cuales, deseamos detonar ciertas competencias, si nos ocupamos en definir Gamificación, podemos decir que: Es el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos. De  acuerdo con Informe Horizon 2014 (UNESCO), se dice que esta tendencia será la más utilizada en los próximos 2 años. 
Es importante mencionar que lo más relevante de la gamificación es lograr que los aprendices puedan realizar tareas o proyectos que regularmente son considerados como aburridos o poco atractivos, como actividades que se vuelvan un juego, un reto, que pueda motivarlos a desempeñar dichas tareas, todo esto, basado en ciertas recompensas o las tan populares badges que no son otra cosa que insignias que comprueban cierto logro, habilidad o destreza en una actividad, para que nos quede más claro,  pensemos en las insignias que consiguen los boyscouts por haber realizado cierta proeza. 
Ahora bien, cómo se aplica la gamificación dentro de las aulas. Prácticamente la idea se concibe en el desarrollar una actividad (juego) que ayude a comprender una temática, en dicha dinámica se establecen los objetivos, los niveles, los retos a cumplir y las recompensas a las que se harán acreedores. Lo más importante es aprovechar la disposición que suele tener el estudiante al juego. Cuántas veces nos hemos topado con alumnos que pasan horas y horas desarrollando una actividad lúdica (videojuegos por ejemplo), pensando cómo lograr ciertos objetivos, propiciando que puedan ser autodidactas, desarrollan la capacidad de concentración y reflexión, se vuelven incluso discriminadores de información, potencializan sus competencias digitales, de comunicación, lingüística, entre otras. 
Ahora bien, entre las ventajas de esta estrategia están las siguientes:
Fomenta en los estudiantes a encontrar soluciones
Incrementa la retención de información
Adquisición y desarrollo de habilidades cognitivas
Habilidades propias de la competencia digital
Transformar el juego (entretenimiento) en un juego productivo donde va inmerso un aprendizaje.   Tang,Hanneghan (2012)
Ejemplos de gamificación hay varios, en la siguiente presentación, te muestro un par de casos dignos de ser analizados y en determinado momento considerados para aplicarse en tu aula. De igual forma, te sugiero algunas plataformas que nos pueden ayudar a desarrollar de una forma mucho más sencilla la gamificación. 
Lo más relevante es atreverse a probar esta estrategia, seguir investigando al respecto y compartir los casos de éxito.



Powered by emaze

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada